Sobre plagio tipográfico, un caso práctico

Sobre plagio tipográfico, un caso práctico

Soy de la opinión de que hay que observar todo lo hecho anteriormente a lo largo de la historia por el resto de personitas para poder dotar a tus trabajos de una evolución natural y que el ser humano avance lenta pero inexorablemente. Es algo parecido al maldito trabajo colaborativo que tan de moda se ha puesto, pero desde una perspectiva histórica y racional.

Pero otro tema es el que te presento hoy. Nace en Trend de Latinotype y muere en Airbag de Simon Stratford. La inspiración es obvia y —dado el tema que tratamos— mayúscula. De hecho el propio Simon reconoce que Airbag nace tras no encontrar una «versión gratuita» de Trend.

Es cierto que la tipografía de Latinotype tiene más pesos y versiones, que está mucho mejor acabada y construida, que tiene un juego de caracteres infinitamente más completo y que en general está diseñada con mucho mejor justo. Y también es cierto que quien quiera una buena tipografía siempre va a acudir a la versión de Latinotype antes que a la de Simon Stratford. E incluso si me tiras de la lengua podría llegar a decir que el público objetivo no es el mismo para ambos productos. Pero no deja molestarme que —aunque no sé a ciencia cierta si es ilegal— nos pasemos la moralidad tipográfica y personal por el arco del triunfo.

Y tú, ¿qué opinas?

P.D.: Puedes adquirir la familia completa de Trend por 159 dólares y la versión «hand-made» por 19 dólares (oferta por tiempo limitado).

Tipógrafo en la fundición digital independiente pedroarilla.com. Diplomado en Diseño Gráfico por la Escuela Superior de Diseño de Aragón, lector por concepto, autodidacta por defecto, autor del blog sobre tipografía Don Serifa, miembro de Unos tipos duros, colaborador ocasional para hablar de letras en varios blogs y revistas como Gràffica, Tipografía Digital, Neo2, etc. y socio fundador de Detalier estudio creativo.

16 comentarios

  • Responder abril 26, 2013

    haytruenos

    Si alguien habla de plagio en este caso es porque no ha leído mucho. Solo díganme, ¿cuántas versiones de Garamond hay? y ¿quiénes son sus autores?

  • [...] de calidad que quedan grabados en tu memoria RAM. Si no filtras bien el proceso te puede salir un coco y corres el riesgo de que te pongan a parir —partimos de la base de que no eres un caradura— [...]

  • Responder mayo 10, 2013

    Sobre ignorantes, un caso práctico.

    ¿En qué fuente se han inspirado o —siguiendo la línea de este absurdo post— han «plagiado» los aurores de Trend? ¿En la Rocwell, la Serifa, la Memphis, Egyptienne, Paradigma Slab…?

  • Responder junio 14, 2013

    Frank Schulz

    Si viene al caso, todo el proceso de creación pasa por un proceso de referentes bien insertos en nuestro ADN, acusar de plagio por usar una letra A, B, C… o un alfabeto completo, es un dudoso argumento de conocerse poco, las letras y tipologías pertenecen a un imaginario colectivo, las formas no tienen copyright ni patente, usar un serif o colocar una sombra es asunto de una decisión subjetiva en donde intervienen procesos de memoria bien latentes en nuestro pensamiento, no producimos ningún movimiento por mera robotización de nuestro intelecto, por supuesto trayendo consigo cualquier referente visual (en este caso específico). Cabría también el argumento de copiar la fuente Serifa, Rockwell, o cualquier variante egipcia conocida en este caso, lo cual sería una triste postura ante el aprendizaje tipográfico.

    Si fuese un asunto de originalidad, la letra pasaría a ser una mancha ininteligible y los hombres ya dejarían de comunicarse efectivamente a través de ese medio. Creo que se peca de soberbia al realizar acusaciones de ésta manera, públicas además, y denota un desconocimiento en cuanto a muchas teorías de otros campos que intervienen en el proceso de creación gráfica, incluso Adrian Frutiger, habla largo y tendido en muchas publicaciones acerca del tema, en definitiva nadie en el mundo actual es original o produce una idea original.

    Recomiendo leer acerca de los arquetipos de Jung para hacerse una idea del panorama de originalidad. Si el argumento sigue siendo válido para quién está de acuerdo con el “plagio” deberíamos hacernos una revisión personal acerca del inconsciente colectivo.

    Un link bastante didáctico:

    http://vimeo.com/42393680

Deja un comentario

Deja un comentario