CSS Sans, el alfabeto de las máquinas

CSS Sans

CSS Sans es un proyecto del japonés Yusuke Sugomori (巣籠 悠輔) en el que ha generado el alfabeto mediante reglas CSS simplemente «dibujando» trazos y posicionándolos. De esta manera, ha generado de la «A» a la «Z» en caja alta. ¿Por qué las mayúsculas? Por la simpleza de su estructura, pues nos encontramos ante un proyecto de investigación más que de diseño. Este es uno de esos casos en los que la tecnología se estira para llegar un pasito más allá.

CSS Sans no va mucho más allá de la curiosidad y de su uso puntual con algún caracter suelto. CSS es un lenguaje usado para definir y crear la presentación de las páginas web y por ello no me deja de sorprender el increíble atractivo que produce la tipografía incluso para un perfil más técnico.

Como colofón para redondear el proyecto –y aquí llega lo verdaderamente interesante—, Sugomori ha preparado una sección llamada Archive en la que muestra la evolución del propio leguaje CSS (desde la versión 1.0 de 1996 hasta la 3.0 de 2011) y su aplicación en su CSS Sans. De esta manera, el mismo código que en CSS3 genera una «A», en CSS1 genera una simple barra horizontal por la propia limitación del lenguaje. ¿Qué es lo interesante de esto? Que ha generado la historia visual del lenguaje CSS a través de la forma de la letra; o que ha generado una nueva historia de la tipografía, una historia alternativa en un mundo no tan alternativo dominado por las máquinas…

CSS Sans History

Autor

Diseñador de tipos y tipógrafo trabajando actualmente para Fontsmith en Londres. Diseño tipografías, enseño workshops presenciales y online (como el curso intensivo y pasional Glíglifo), hablo en charlas y eventos, y escribo en blogs y revistas (y en mi propio Medium). En 2010 comencé a diseñar tipos en un viaje que me llevó, en 2016/17, a cursar y pasar con Distinction el prestigioso MA Typeface Design de la University of Reading. Tengo un pequeño taller de imprenta, cientos de libros y un perro llamado Bunbury.

Compartir post

Sé el primero en comentar

Deja un comentario