Crónica: Type@Paris

Crónica de Type@Paris

Hace varias semanas que volví de París y escribir este articulo no hace más que aumentar la añoranza de las magníficas 5 semanas que he pasado junto a mis compañeros. Antes de meternos en materia he de disculparme puesto que soy incapaz de hacer una crítica totalmente objetiva pero he aquí mi experiencia.

Type@Paris es un programa intensivo de 5 semanas enfocado a gente interesada en dar su primeros pasos en el diseño tipográfico o simplemente para que autodidactas, como yo, puedan adquirir una base más solida. El programa se divide en dos partes: la primera en la que se trabaja caligrafía y el posterior diseño de una tipografía humanista; y la segunda que se trata de un proyecto personal. Se realiza en una ciudad de ensueño como es París pero más exactamente en la École de Communication Visuelle, la cual está ubicada en el barrio latino y cuenta con el lujo de tener un parque como el Jardin des Plants muy cerca.

Empecemos por el principio. Como ya he dicho, es un programa intensivo y como tal empiezas a trabajar desde el minuto cero. Los primeros dos días trabajamos la caligrafía junto a Julien Priez, conociendo la estructura y proporciones del alfabeto latino y experimentando con el contraste o la compresión. Todo ello para después seleccionar aquellas letras que nos resultaran más interesantes y, posteriormente, escanearlas y aumentarlas de tamaño para acabar «retrazando» en papel de calco en busca de nuestro propio modelo humanista1. El mismo Julien Priez nos ayudó en nuestra búsqueda de formas, junto a Franck Jalleau que nos acompañó durante varios días haciendo correcciones individuales y he de decir una cosa: este hombre tiene un ojo clínico y un dibujo impecable.

El miércoles (día en que nos visitaba un crítico invitado todas las semanas2) recibimos la visita de Nadine Chahine que nos dio auténticas masterclasses de legibilidad y lecturabilidad. Además luego pudimos disfrutar de su trabajo junto a Tyrsa en las Type@Paris Talks, charlas que tenían lugar todos los miércoles y que además eran emitidas en streaming. El jueves recibimos a Malou Verlomme y Mathiéu Reguer, los dos profesores que estarían más presentes a lo largo del curso. Y llegó el viernes (y falta que hacía) que, como todos los viernes posteriores, intercambiamos las clases por visitas a bibliotecas dónde nos enseñarían auténticas joyas impresas (desde Gutenberg hasta especímenes de Fournier, Garamond, Didot, Bodoni… y suma y sigue). En este caso visitamos la Bibliothèque Nationale de France.

La semana siguiente estuvo marcada por el inicio de nuestro proyecto personal y mucho papel de calco, donde nos animaban a tomar las decisiones que marcarían el futuro de nuestra fuente. Tuvimos la visita como crítico invitado de Jeremy Tankard y el honor de visitar la Biblioteca Manzarin. Y sí, vimos LA BIBLIA (no hace falta especificar más ¿no?).

type-paris01

Y a la tercera semana llegó la Canícula (lo que viene a ser una ola de calor, aunque nada en comparación a lo que aquí padecemos)3, con las temperaturas más altas en París desde 2003. Una semana dura en la que por fin dejamos el papel de calco para pasar a digitalizar y en la que tuvimos doble visita: por una parte Rainer Erich Scheichelbauer nos dió un workshop completísimo sobre Glyphs (programa del que se nos cedió una licencia temporal y al que he migrado después de mucho tiempo negándome a abandonar mi querido Fontlab) y Henrik Kubel, el crítico invitado (quien además tuvo la suerte de compartir escenario junto a nuestra compañera Claudia de Almeida en las Type@Paris Talks). El viernes, después de la primera envestida a los vectores, visitamos la ciudad de Lyon y bajo un calor un tanto sofocante visitamos el Museo de la Impresión (dónde vimos magníficos especímenes) y el Museo Gallo Romain, en el que se encontraba una gran colección de Romanas (pero del imperio Romano) grabadas en piedras.

Ya con la presión y la sensación de que estábamos en la recta final, empezamos la cuarta semana escuchando aquello que nos decía tanto Mathiéu: «sed eficientes». Y lo fuimos. Ya con el alfabeto acabado y después de unas cuantas clases sobre los numerales, símbolos, etcétera, acabamos la semana realizando una nueva variante de nuestra fuente. En algunos casos Bold (y sus posteriores interpolaciones), otros itálicas o, como en mi caso, de alto contraste4. Con la suerte de haber contado como crítico invitado a Lucas De Groot5 y la maravillosa visita a la Librería Paul Jammes, una visita que creo que recordaremos todos de forma muy emotiva. No solo por ser la última, ni porque nos regaló a todos una copia del catálogo de su colección, sino por la figura de André Jammes, un hombre cargado de conocimiento y que infundía una ternura por la amabilidad de su trato. Un auténtico tesoro (él y su librería) del que pueden sentirse orgullosos en Francia.

¡Y llegó la última semana! Y con ella empezó lo que podríamos denominar como el Type@Panic. Fue una semana marcada por la festividad del día de la Bastilla, el estrés y las pocas horas que podíamos dedicar a dormir6. Con nuestra familia casi completa y depurando las ultimas correcciones, tuvimos un par de asuntos de los que preocuparnos: el espécimen y la presentación en público. Pero no nos adelantemos, antes de eso tendríamos la visita de Fred Smeijers quien nos dio los últimos apuntes sobre nuestras fuentes, los fuegos artificiales de la torre Eiffel, la fiesta en casa de Goffredo y su magnífica vista para ver los castillos que cada barrio daba en honor de la festividad nacional, etcétera.

Y llegó el último día: una combinación de tristeza, alegría y estrés. Con nuestros especímenes impresos y el peso de la presentación (y en mi caso, el trauma de hablar en inglés en público7), aquello era un desfile de caras de circunstancias y risas nerviosas. Aunque en cierto modo nos resistíamos a que toda aquella aventura se acabase, disfrutamos viendo todos aquellos especímenes expuestos para que el público los pudiera coger, las exposiciones y la evolución de cada compañero o los aplausos cuando cada uno recogíamos nuestro diploma.

type-paris02

Pero Type@Paris llegó a su fin y lo celebramos a orillas del Sena haciendo un picnic. Comimos, bebimos, reímos y finalmente nos despedimos con la esperanza de volver a encontrarnos en el futuro (y quién sabe, quizás como diseñadores de tipos profesionales).

Querría dar una conclusión pero sólo me vienen a la cabeza palabras como «increíble», «magnífico» y quizás sean estos calificativos la mejor conclusión. Es una experiencia única: las clases, los profesores, los compañeros a los que añorarás enormemente y, por supuesto, la ciudad (vamos, ¡que es Paris!). Sólo una recomendación: practicad vuestro inglés hablado (aunque lo entiendas, escribas y leas perfectamente), un error que gracias a Andrea, Nicolas o Iñigo no fue tan catastrófico (incluso puedes valorar como un añadido que vas a aprender inglés). El resto es disfrutar y dejarse llevar, os aseguro que cuando lleguéis a casa y veáis todo con perspectiva, sabréis que ha sido una experiencia increíble, y que tu visión y sensibilidad hacia la tipografía ha cambiado a mejor.

Me dejo alguna cosas (y todas buenas), pero esas ya entran en el terreno de lo personal y sólo nos atañe a quienes estuvimos allí. Mil gracias a mis compañeros: Andrea, Nicolas, Iñigo, Janna, Dave, Porter, Tui, Ben, Ilya, Kara, Claudia, Julie, Goffredo, Nisrine, Maciek… I miss you a lot. Y MIL gracias a los profesores y todo el staff de Type@Paris: Mathiéu, Julien, Malou, Franck, Jean François y Véronique, todos los críticos invitados, aquellos que pasaron a echarnos una mano: Joachim, Roxane, Leo y todos aquellos representantes que nos acogieron en sus bibliotecas y librerías… thanks for this great experience.

Si alguien está pensando en presentarse al año que viene que no dude en ponerse en contacto conmigo si tiene cualquier duda.

type-paris03

Más información
Web: www.typeparis.com
Blog oficial: www.typeparis.com/news/
Proyectos finales: www.typeparis.com/people/
Blog de una compañera que relata la experiencia: https://jannabarrett.wordpress.com/
Fotos en Instagram: https://instagram.com/explore/tags/typeparis/


  1. Si alguno se decide a vivir esta aventura he de advertirle de que acabará odiando el papel de calco. Pero creedme, os daréis cuenta de la importancia de tener un buen y sólido dibujo antes de empezar a digitalizar. 
  2. Teníamos críticas por grupos pequeños donde nos corregía y aconsejaba a cada uno individualmente. 
  3. No lo he comentado, pero hasta entonces, para mí, hacía un tiempo envidiable. ¡Nunca hubiera imaginado llevar pantalón largo y sudadera en verano! 
  4. Luego estaban los casos como el de Ilya o Dave que consiguieron tener una cantidad absurda de variantes y pesos. 
  5. No sabría decir quién de todos los críticos invitados me gusto más, aunque Lucas Da Groot tiene muchas papeletas. 
  6. No hay que olvidar que es un curso intensivo y, por lo tanto, debes exigirte lo máximo para tratar de sacar lo mejor de ti y aprovechar la experiencia. 
  7. Sí, en público… ¿no lo había comentado? 

Autor

Rafael Jordán, diseñador gráfico nacido y afincado en Alzira (Valencia) que vive obsesionado con la letra y la tipografía. Tras iniciarse de forma autodidacta en el diseño de fuentes, publicó Nord y Dídac. Actualmente trabajando en dos familias que verán la luz en los próximos meses (o no, ya veremos).

Compartir post

Sé el primero en comentar

Deja un comentario